Bienvenidos (3).png
Bienvenidos (3).png

Programa llevado por la licenciada Karol Villalobos Umaña, pedagoga en educación preescolar, con 10 años de experiencia y conocimientos complementarios de estimulación temprana en la Universidad Católica.

En qué consiste?

La Estimulación Oportuna busca apoyar a todas aquellas familias que requieren orientación tanto en como iniciar a estimular a sus hijos e hijas, así como también para aquellos niños y niñas que son más grandecitos y requieren reformar o mejorar alguna destreza.

 

Áreas que se trabajan en las sesiones de estimulación oportuna:

·Motora fina.

·Motora gruesa.

·Lenguaje.

·Social.

·Emocional.

·Partes sueltas (provocaciones).

Horarios: 

Tribu 1 | 3 meses a 1 año de edad | 9 am a 9: 40 am

Tribu 2 | 1 año a 2 años de edad | 10 am a 10: 40 am

Tribu 3 | 2 año a 3 años de edad | 11 am a 11: 40 am

Sesión individual | Horario a convenir

Conoce acerca de la estimulación Oportuna

Desde hace muchos años, distintos especialistas tales como Jean Piaget, Robert Feldman y Diane Papalia, dedicaron mucho tiempo de su vida y de sus investigaciones, para descubrir como es que el ser humano aprende, que es lo que logra desarrollar de acuerdo a la edad que tiene y que debemos ir esperando también conforme va creciendo.

 

Una vez que se establecen los estadios del desarrollo, los procesos cognitivos y demás teorías del desarrollo, del crecimiento y de la cognición, así como de aspectos motrices, sensoriales y socioemocionales, y descubriendo que es en los primero años de vida (de 0 a 5 años), que se da el mayor desarrollo del cerebro humano y es donde se dan muchas más conexiones nerviosas, que se implementan programas a los que se llamaron estimulación temprana, y recibieron ese nombre, básicamente porque hacen referencia a un proceso de estímulos sensoriales en etapas iniciales de la vida.

 

Es importante reconocer que los niños y niñas que edades iniciales reciben este tipo de estímulos cuentan con mayores y mejores conexiones neuronales que les permiten la adquisición de diferentes contenidos o incluso el aprendizaje de un segundo idioma por el proceso al que han sido expuestos.

 

Es por esto que el término estimulación temprana no es incorrecto, pero resulta de alguna manera limitante, porque hace pensar que la estimulación se brinda solamente en el periodo de la primera infancia del niño o la niña, dejando de lado el hecho de que, de acuerdo a la edad que tenemos y a nuestras destrezas, habilidades y debilidades, a lo largo de la vida seguimos requiriendo estimulación para obtener un máximo aprovechamiento de nuestras capacidades.

 

Ahí es donde entra la estimulación oportuna, un término que viene a abarcar e incluirnos a todos, a los niños y niñas de primera infancia, a los preadolescentes, a los adolescentes, adultos jóvenes, adultos y adultos mayores, y quizá genera la pregunta ¿y bueno que puedo necesitar yo (un adulto, que trabaja, tiene su familia, etc.,) de estimulación a estas “alturas” de la vida, resulta ser, que con las investigaciones que se han seguido realizando ahora aparte de conocer acerca de la plasticidad del cerebro en edades tempranas, también se ha aumentado el promedio de vida de las personas y con ello se pretende garantizar una mejor vejez y una calidad de vida más apropiada, y para esto, con el concepto de neurogénesis, la estimulación vuelve a tener un papel predominante en el diario vivir de las personas, pues aunque no son infantes, igualmente tienen la oportunidad de generar conexiones nerviosas y con ellas seguir siendo capaces de lograr muchas cosas y mantener lucidez a través de muchos años.

Cada uno de nosotros y nosotras, en el momento de la vida en el que nos encontremos, de manera formal o informal, requerimos estimulación, para continuar haciendo algo que realizamos ya, o para incursionar en alguna otra área, o para retrasar procesos que llegan con el paso de los años, es por esto que la estimulación oportuna, de alguna manera abraza a la estimulación temprana y crea un gran espacio en el que todos y todas tenemos cabida, sin importar la edad o condición que tengamos, siendo conscientes de nuestras potencialidades y limitaciones, recordándonos que a pesar de todo, somos capaces de mucho.