Bienvenidos (3).png

Giras y clases experimentales

Bienvenidos (3).png
Como primeros en brindar una educación sin paredes en Costa Rica, el objetivo principal es crear experiencias únicas en la enseñanza, por lo que las giras, campamentos, voluntariados, clases al aire libre, etc, son parte de nuestra propuesta académica. Los estudiantes aprenden explorando y poniendo en práctica su conocimiento con escenarios reales.

La infraestructura del aula contribuye a despertar o apagar la motivación de niños, jóvenes y maestros para la creatividad y los aprendizajes. 

Educar entre cuatro paredes, con ruido, sin suficiente luz y con estudiantes organizados en filas de pupitres, uno detrás de otro, no es más que la reproducción de una fábrica de la era industrial, donde se espera con ansias el sonido del timbre para hacer un receso, cambiar el color del cuaderno y seguir repitiendo conceptos para aprobar el examen. Esa forma de educar apaga la motivación, la creatividad y nos obliga a todos a encajar en un mismo molde, sin tomar en cuenta que aprendemos diferente y que poseemos habilidades distintas. En varios países se habla de “educar sin paredes”: aulas o espacios que integran el uso medios digitales, mesas para el trabajo en equipo, áreas de juego e investigación y que son amigables con los estudiantes, los docentes y el medio ambiente (aprovechan la luz natural en su arquitectura). Son nuevos entornos en los que estudiantes y maestros combinan el uso de dispositivos móviles con la experiencia cara a cara para la resolución de problemas: ya sea de pie, sentados o estirados en el suelo; rodeados de paredes de colores y de materiales audiovisuales.
 

Su mensaje es directo: “basta de aulas tradicionales, llenas de sillas y escritorios. Si queremos un cambio en el mundo, debemos empezar por la educación. El entorno influye en la motivación para ser creativos”, afirma Bosch. Nuestra institución “sin paredes” trabaja por dotar a nuestros estudiantes con herramientas que exige la era digital y el futuro del trabajo: creatividad, comunicación, cooperación, resolución de problemas, adaptación al cambio y aprender a aprender. Para los más conservadores, el aula “sin paredes” no se trata de que jóvenes “hagan lo que quieran”, sino de crear entornos que motiven y estimulen a que el estudiante se involucre más con su proceso aprendizaje, según sus capacidades y con un equilibrio adecuado entre autonomía y límites, bajo la guía de sus maestros. En Costa Rica, Desafortunadamente, la realidad en la mayoría de aulas costarricenses apunta al modelo descrito en el primer párrafo: aulas cuadradas, ruidosos, donde romper filas es la excepción a la norma y donde la carencia de materiales didácticos desmotiva a cualquiera o bien se disfraza pero sigue siendo la misma educación convencional.

 

Create nace de manera pacífica para brindar una oportunidad y una guía para que todos estos jóvenes alcancen sus sueños. Un adolescente feliz y autorrealizado se convertirá en un adulto feliz y autorrealizado, capaz de hacer de este mundo un lugar mejor.

Si queremos un cambio en el mundo, debemos empezar por la educación.